Hace tiempo valoramos la capacidad que teníamos de financiarnos en otra divisa y pasamos por encima sobre la posibilidad de establecer nuestra hipoteca en divisas extranjeras, como por ejemplo en Yenes japoneses a unas condiciones de tipos de interés muy bajos y favorables para la deuda contraída.

No tiene mucha complicación, nuestra hipoteca estaría firmada en la moneda y cuantías definidas y en vez de tener que aplicarle un identificador basado en el Euribor, que a su vez está basado en los tipos de interés lo hacemos basado en los tipos de interés más el diferencial correspondiente que nos exija nuestro banco.

el euribor referencial

Para el que aún no conozca exactamente en que se basa una hipoteca multidivisa podemos decir que es esto llevado a nuestro crédito hipotecario; por lo que si logramos obtener nuestra hipoteca en una divisa correcta y en un momento oportuno en el que nuestra moneda además se encuentre en una situación favorable a la divisa de destino obtenemos la fiabilidad de un tipo de cambio bueno para la compra de nuestra deuda en divisa exterior.

Uno de los riesgos que sufrimos es si las previsiones sobre los tipos de cambio o las condiciones de dichos países en cuanto a tipos de interés varía muy considerablemente con respecto a los que tenemos en nuestro país o en nuestro caso Zona Económica; por lo que puede darse la situación de que aunque durante mucho tiempo nos hayamos beneficiado empecemos a vernos perjudicados por la nueva situación contractual del mercado.

Hasta hora para un ciudadano Europeo era muy factible y ventajoso adquirir una hipoteca multidivisa, debido a que nuestros tipos de interés eran altos para suscribir créditos hipotecarios; hace unos meses estábamos pagando muchos el 5% contando con el diferencial elegido por el banco que suele ser normalmente de un mínimo del 0.5%; mientras que en Japón o EEUU se podrían disfrutar con una hipoteca multidivisa de tipos de interés más su diferencial correspondiente menores al 1% con alta probabilidad; por lo que estás pagando muchos menos intereses sobre la deuda suscrita.

como afecta a la economia domestica la hipoteca multidivisa

Esto actualmente, aunque sigue siendo favorable financieramente en parte para la suscripción de una hipoteca multidivisa nos hacer plantearnos seriamente si a nosotros nos merece realmente la pena o no suscribir un crédito hipotecario de este tipo; ya que el riesgo que corremos depende totalmente de la volatilidad del mercado en concreto en el que tengamos nuestra deuda.

Si analizamos la situación actualmente para los tres marcos fundamentales, el Euribor, indicador fundamental de la zona Euro actualmente está en el 1,9%, por lo que si poseemos un diferencial de +0,5 tendríamos unos intereses hipotecarios del 2,4%; no es mucho comparativamente con la situación de hace un año o dos pero deberíamos compararlo con los otros dos mercados.

No debemos además olvidar que sería del 2,4% y con visos de seguir bajando siempre en tanto en cuanto nuestro suelo de interés hipotecario no esté por encima de dicho valor.

En Estados Unidos y Japón actualmente se están barajando unos tipos de interés variables pero siempre inferiores al 0,5%, por lo que contaríamos con un interés hipotecario de como mucho el 1,25%. Desde luego la diferencia es muy amplia entre el 2,4% y el 1,25%. En una hipoteca de 200.000 euros podrían llegar a ser hasta 60 euros de diferencia al mes.

Es por tanto inevitable seguir diciendo que las hipotecas multidivisa son bastante más asequible y confortables para nosotros, aunque es posible que no nos merezca la pena correr el riesgo de que sigan bajando los tipos de interés en Europa y suban en el resto del mundo.

Por tanto en mi opinión personal y según las condiciones que parecen que empiezan a tomar los mercados debemos:Si tenemos una hipoteca multidivisa no cambiarlo, actualmente nos seguimos beneficiando de sus menores tipos de interés.Si cuentas con una hipoteca referenciada para con el Euribor, informarte los costes de cambiarlo a una multidivisa y valorar hasta que punto de ahorro te merece la pena.

Si vas a suscribir una hipoteca, yo te diría que al menos durante los primeros años, que suelen ser los que vas más justo de capital no arriesgues, vayas a las cuotas más o menos fijas y actualmente a la baja que se paga con la referencia al valor Euribor y que siempre en el futuro con mayor estabilidad podrás cambiar a una tipo multidivisa.
En definitiva debemos estar al tanto de las condiciones actuales para valorar la opción que nos merezca más la pena aprovechando la buena situación de tipos de interés a la baja con la que contamos y teniendo en cuanta que es posible que se produzca a medio plazo una nueva subida, con lo que debemos tener cuidado con el punto de descapitalización hasta el que podemos llegar pagando nuestra hipoteca.

El euribor se hace notar en todos las operaciones bancarias incluidos los préstamos personales